SAN PEDRO DE MACORÍS. “La Casa de los Muertos”, como muchos prefieren llamar a la sede del Instituto Nacional de Ciencias Forenses (Inacif), en esta ciudad se encuentra en estado deplorable, debido a que en las últimas horas han estado cayendo al suelo parte del techo.

Aparte de la falta de reactivos y utensilio para hacer las autopsias a los cadáveres que son llevados al lugar, ahora los techos se están desprendiendo, lo que pudiera provocar heridas a quienes laboran allí.

Plagas de ratones, moscas y ciempiés merodean el espacio, donde se realizan las experticias científicas para determinar la real causa de muerte de las personas

El centro opera en el hospital regional Antonio Musa, en la zona de la morgue, donde los médicos forenses realizan las autopsias a los cadáveres.

Los desprendimientos en el techo se produjeron en las oficinas principales, donde los legistas y patólogos reciben los cadáveres, para realizar las experticias médicas.

Nadie habla

Cuando el personal del centro ve llegar periodistas, se esfuma o se esconde, alegando que hablar lo compromete y pueden perder su trabajo.

María Castro, quien esperaba unos resultados en el centro de investigación médica, consideró una vergüenza el estado deplorable del Inacif.

Dijo que el letrero que identificaba el lugar cayó y no ha sido colocado de nuevo.

Apeló al procurador general de la República, Jean Alain Rodríguez, ordenar la reparación del lugar y un local que aloje el Inacif.

Fuente