Afirma  muchos pastores están agobiados por la depresión, el estrés y el agotamiento

El pastor Yasser Rivas,  desafió ayer a la Iglesia Evangélica  de la República Dominicana a aprovechar bien el tiempo de su trabajo pastoral con eficiencia y fructificación de trascendencia eterna.

Los conceptos del apóstol, fueron planteados en el marco de  un Desayuno de Pastores y Líderes, auspiciado por la Universidad Nacional Evangélica UNEV Recinto Santiago, conforme a un reporte enviado por Alexis Rodríguez del Consejo Evangélico.

Rivas, tuvo a su cargo la reflexión bíblica, donde analizó de manera puntual la situación de muchos pastores agobiados por la depresión, el estrés y el agotamiento.

Asimismo, en su ponencia puso como ejemplos funestos de ministros que afirmo  terminaron atentando contra su vida.

Igualmente, Yasser Rivas, expreso su preocupación por ésta situación y llamó a los líderes cristianos evangélicos a invertir su tiempo guiados por el Espíritu Santo, para ser verdaderamente eficientes y fructíferos.

El encuentro-desayuno contó con el respaldo de la Federación de Pastores Evangélicos de la Región del Cibao (FEPERCI), el Consejo Evangélico de Santiago (CES), la Mesa de Diálogo y la Asociación Dominicana de Comunicadores Cristianos (ADOCOC).

El ministro de la Iglesia Evangélica dominica, destaco que su propósito es unificar las entidades representativas de la comunidad evangélica para juntos buscar alternativas a los males que aquejan a nuestra sociedad.

En su reflexión “Tiempo de precisión y fructificación,” el  reto a los presentes a aprovechar bien los tiempos en que vivimos, alineados al propósito de Dios, con obediencia, paciencia, confianza, sabiduría, entendimiento, con Jesucristo como centro.

“Estamos llamados a imitar la tribu de Isacar, gente entendida en los tiempos”, tras agregar que  “cuando el tiempo de Dios gobierna nuestro tiempo hay una efectividad eterna”.

Y añadió “estamos en un tiempo donde debemos redefinirnos y enfocarnos”, donde estableció que a veces estamos tan ocupados en la obra de Dios que “no tenemos tiempo para Dios”.

Reveló que “Adán nos sacó de lo eterno y nos llevó a lo cronológico; mientras que Jesucristo nos devolvió a lo eterno”.

Indico que el maestro fue formado 30 años para ministrar tres años y medio, lo cual evidencia que ser fructífero no depende del tiempo sino de cómo nos alineamos a la voluntad de Dios.

De acuerdo al documento remitido a este diario, el anfitrión del encuentro, fue el doctor José Vanderlinder, director de la UNEV Recinto Santiago, quien valoró el poder unificar las instituciones representativas de la comunidad cristiana evangélica para juntos consensuar las directrices a seguir.