Los hechos ocurrieron en el distrito de Achham, a 750 km al oeste de Katmandú, la capital nepalense.

Fuente