De los diez puntos sobre la mesa hubo consenso en nueve, próxima reunión no tiene fecha

SANTIAGO.-La conciliación de las cuentas sobre las deudas pendientes que tienen debidamente registradas   CORAASAN y la Alcaldía se ha constituido  en el único escollo que le impide arribar a un acuerdo y superar las diferencias que durante varios meses mantiene enfrentadas a ambas instituciones de Santiago.

De los diez puntos que se colocaron sobre la mesa para el  inicio del diálogo que comenzó el viernes pasado, nueve han sido consensuados. Sin embargo, en la forma  de pago de las alegadas deudas no han podido concluir para un convenio.

El pasado miércoles se reunieron en horas de la mañana y luego retomaron en la tarde y entrada la noche no pudieron ponerse de acuerdo y término el encuentro sin consensuar el asunto de las deudas pendientes.

La próxima reunión no tiene fecha cierta, conforme reveló el presidente del Concejo de Regidores del Ayuntamiento  de Santiago, Luis José Estévez.

De acuerdo a lo acordado, se espera para convoca el próximo encuentro una propuesta de  CORAASAN  en torno a las deudas pendientes que discutirán los comisionados Estévez y Mayovanex Martínez Duran por el cabildo y Gustavo Cabrera; Jorge Ortega Laisa Bonelly; Hilario Paulino, Darío Fernández por la otra parte.

De acuerdo a los detalles, se acogieron a la propuesta de retirar las demandas contra Coraasan y el ingeniero Silvio Durán, pagar el servicio de agua y mantenimiento, reapertura la oficina en el Ayuntamiento  y facilitar los títulos de propiedad sobre los  solares  donde existen edificaciones de la entidad que administra el Acueducto.

En tanto, que Coraasan se compromete a que  reanudar el cobro de la basura en su factura y reintegrar a su puesto como gerente de Agua al ingeniero Atuey Martínez Duran, hermano del alcalde.

La crisis afecta muy fuertemente las arcas económicas del cabildo, que según estudio pierde diariamente 500 mil pesos al no facturarse el cobro de la basura en el recibo de Coraasan que suman al  mes alrededor de 15 millones de pesos.

En torno a las deudas que alegan las partes,  Coraasan reclama el cobro de más de 185 millones de pesos que, desde agosto de 1999, le adeuda el Ayuntamiento de este municipio.

El reclamo del pago es  por los servicios de agua potable, acueducto y alcantarillado, que desde el 25 de agosto de 1999 al 5 de mayo pasado, le ha estado brindado CORAASAN a dicho Ayuntamiento y a 39 de sus dependencias “sin que por su parte se haya procedido a cumplir con la contribución correspondiente”.

De acuerdo al informe por estos conceptos el Ayuntamiento ha acumulado una deuda frente a CORAASAN ascendente a 185 millones, 262 mil, 59 pesos con 34 centavos.

  Mientras que el Ayuntamiento De Santiago reclama a Coraasan  el pago de una deuda de alrededor de  100 Millones de pesos supuestamente retenidos en el cobro de la basura en el recibo de la entidad.