“Acércate a nuestro sentimiento por nuestro hijo, un granito de arena no cuesta nada, pero vale mucho. Tú puedes salvar una vida donando 50 pesos”, esta es la exhortación que hacen los padres de Andy Herrera Reyes, de 13 años, a las almas caritativas que quieran cooperar con la operación del adolescente, quien requiere un trasplante de corazón.
Sandy Herrera explicó que el trasplante y el tratamiento de su hijo cuestan un millón 300 mil dólares, y una fundación en Estados Unidos está dispuesta a ayudarlos, pero deben conseguir el 60%, que son 789,600 dólares.
Para cualquier ayuda llamar al 829-303-1427/ 809-909-3556 o depositar en la cuenta del BanReservas 720012257-7.
La familia tiene dos meses de plazo para depositar el dinero y hacer la cirugía, pero el padre no cree que Andy aguante este tiempo, por lo que le implora a las personas y al Gobierno que lo ayuden.
Andy tiene tres meses en un hospital de Islas Caimán, donde lo operaron para cambiarle la prótesis de la válvula mitral, y aunque el procedimiento salió bien, su corazón no lo asimila y hay que hacer el trasplante en Miami.
Sandy explicó que desde los tres años, el niño empezó a tener problemas y esta fue la cuarta operación, y por eso el corazón ya no asimila la prótesis.

“No hay que ver la cantidad si no lo que puedas dar, tu puedes dar 50 pesos y si un millón da 50 pesos es un millón de dólares, mi hijo siempre me dice que oren por él”.
Señala que Andy tiene tres meses en el hospital Health City, en Isla Caimán, conectado a la máquina de soporte vital Ecmo de Va que lo mantiene estable.