Los firmantes de la carta, entre ellos George Soros y Steven Rockefeller, piden al Congreso que no apruebe una ley que “agravaría aún más la desigualdad” y aumentaría significativamente el déficit nacional.

Fuente