La primera ministra británica critica con dureza la reunificación de esa península con Rusia.

Fuente