12 días. Este el tiempo que falta para que se dispute el Gran Premio de Abu Dhabi 2017 que pondrá punto y final al binomio de McLaren y Honda en el Mundial de Fórmula 1. Un divorcio, firmado el pasado mes de septiembre, que ha provocado una reorganización en la escudería de Woking para adaptarse al motor Renault.

Desde entonces, los ingenieros de McLaren se encuentran trabajando al 100% en el monoplaza que pilotarán la próxima temporada Fernando Alonso y Stoffel Vandoorne. Un trabajo, que hasta el momento, arroja datos positivos, tal y como confirma el piloto belga: El equipo ya está concentrado al cien por cien en el paquete del próximo año. Todo lo que he escuchado hasta ahora es positivo. El monoplaza no estará en peligro, a pesar del gran cambio”.

Vandoorne asegura que los resultados de Red Bull esta temporada suponen una presión positiva para los británicos: Lo que hemos visto de Renault es prometedor al ver los resultados de Red Bull: sus victorias y podios. Sí, nos pondrá bajo presión, presión positiva porque tendremos un punto de referencia. McLaren sigue siendo uno de los equipos más grandes en la Fórmula Uno. Es cierto que los últimos años no lo reflejan bien. Todos sabemos cuál ha sido el factor limitante. Pero estamos cambiando como equipo”.

Por último, el piloto nacido en Cortrique destaca en la página web de la ‘Fórmula 1’ la velocidad de Alonso: “Me fue muy bien contra Fernando. Sí, los resultados en carrera no fueron los esperados, pero tener un compañero de equipo súper fuerte, es un valor bien reconocido en el paddock. Ya ha habido muchos cambios este año y habrá grandes cambios para 2018. Estamos presionando mucho para volver a encaminar al equipo. Y volveremos allí, al estándar de Woking. Definitivamente sé que estoy en el lugar correcto”.

Fuente