LA VEGA. Vencido este lunesel plazo para entregar la vivienda que acoge a Hogar Crea de Menores en esta ciudad, la dirección de ese centro no tiene dónde alojar los 40 niños y adolescentes que reciben asistencia para la rehabilitación de la adicción a las drogas.

La casa, ubicada en la carretera La Vega-Moca, es uno de los patrimonios incautados a Pablo Antonio Martínez Javier, vinculado al exconvicto Quirino Ernesto Paulino Castillo, y fue entregado a la entidad por la Unidad de Custodia de Bienes Incautados hace tres años en virtud de la Ley 72-02, contra el Lavado de Activos Provenientes del Narcotráfico.

No obstante, un tribunal ordenó la devolución del inmueble a la supuesta propietaria, Linda George, de origen estadounidense, quien habría recibido la residencia como pago de honorarios por trabajos realizados a Martínez Javier.

Según la notificación que recibieron, si la dirección del centro de atención y tratamiento de adictos no obtempera a ese pedimento, se procederá al desalojo con sus consecuencias.

“Estamos aquí esperando sin saber para dónde vamos a llevar a esos jóvenes”, externó Reinaldo Casado, director del albergue.

Explicó que ese centro sirve como desahogo para el Ministerio Público, debido a que allí rehabilitan niños y adolescentes adictos a sustancias narcóticas que incurren en hechos delictivos.

Casado destacó que Hogar Crea de Menores La Vega es el único de ese tipo que opera en América Latina.

El director del centro aclaró que no se oponen al desalojo, “pero antes deben buscarnos otro lugar donde podamos darles asistencias a esos jóvenes”.

Pidió la intervención del presidente Danilo Medina para buscar una salida a la medida adoptada por un tribunal, que ordena la devolución de la casa a la supuesta propietaria.

Fuente