Después de dos semanas por Asia se hace difícil volver a adaptarse al horario europeo. Lo saben bien todos los que viajan con la Fórmula 1. Por mucho que quieras evitarlo, el jet lag siempre está al acecho, dispuesto a atacar. Hay muchas formas de combatirlo, y ¿cómo lo hace Alonso? Con un directo por ‘Instagram’ charlando con sus seguidores. Camiseta de Kimoa y la mejor sonrisa para estar 40 minutos delante de la webcam respondiendo preguntas de toda índole, las que más, claro está, sobre su futuro.

Fue lo primero que salió… y todo sigue igual. “Todavía no hay ninguna decisión, más o menos la puedo tener, pero no hay nada totalmente finalizado. Veremos, sigo con todas las opciones abiertas. Uno de mis objetivos es ser el mejor piloto del mundo, el más completo, y para eso sigo pensando que tengo que ganar en otras categorías y sobre todo la Triple Corona que solo ha conseguido Graham Hill. Ese sigue siendo el objetivo e intentaremos conseguirlo”, asegura Fernando volviendo a hacer hincapié en éxitos fuera de la F1.

El último rumor es que quiere competir en las 24 Horas de Daytona en enero. Sobre ello no se pronunció, pero lo que sí descartó es repetir en las 500 Millas el año que viene. Irá, seguro, pero más adelante: “La temporada completa de la Indy no es algo que contemple a corto plazo, pero la Indy 500 sí es algo atractivo y lo contemplo para el futuro. No sé cuándo será, difícil que sea el año que viene, pero seguro que iré allí otra vez”. Sea lo que sea, casi con total seguridad McLaren Renault, “siempre hay esperanzas de que las cosas vayan mejor”.

Eso es lo mínimo que se espera, que salga del bache en el que le ha metido Honda estos tres años, sino volverán a salir esos que dicen que se ha equivocado al elegir, aunque él defiende lo contrario: “No, para nada. En cada decisión que he tomado había una razón coherente detrás. He visto a mucha gente diciendo que nunca he elegido bien los equipos y yo siempre lo niego. Me siento extremadamente afortunado. Nadie tiene una bola de cristal, a toro pasado es más fácil, pero me siento muy orgulloso de donde he pilotado”.

Además de defender sus elecciones, habló de Briatore (“Me sigue aconsejando en todo”), de Messi (“Es una gozada verle jugar”), de dónde se ve en 10 años (“En casa descansando”) y de su libro. “He tenido una vida muy rica en experiencias desde los 14-15 años que empecé a viajar por todo el mundo. Hay muchos entresijos y va a ser bonito hacerlos públicos y compartir tantos momentos de todo lo que no se ve en la F1″, dice entusiasmado el asturiano. Eso lo leeremos a finales de 2018. Lo primero es saber qué hará el año que viene.

Fuente