Cuando caminas por el paddock retando a todo con el que te cruzas a base de guantazos te arriesgas a que alguno te lo devuelva. Helmut Marko es de esos, de los que no se callan una crítica y sueltan las palabras según las piensan. Cuando habla con la Prensa es un filón de crear titulares y últimamente se dedica mucho a ello, que se lo pregunten a Sainz, Massa o al equipo Mercedes. A estos últimos les dedicó, junto a Ferrari, un mensaje con el que quiso sacar pecho de la filosofía de Red Bull, y ahora ha encontrado respuesta.

“Red Bull, en completo contraste con Ferrari y Mercedes, tiene huevos y ponemos a pilotos jóvenes en el coche”, declaraba el asesor de la formación energética hace una semana al hilo del reemplazo de Kvyat por Gasly en Toro Rosso. Una provocación a las dos escuderías con las que quiere rivalizar en el asfalto a la que ha contestado el jefe de una de ellas, Toto Wolff, de esta forma en el diario ‘Bild’: “Honestamente, aquí en Mercedes pensamos con nuestras cabezas más que con nuestros huevos”.

Este no es el único pique entre ambos dirigentes… En Monza, se vio al jefe de Mercedes en el paddock hablando con Jos Verstappen, lo que disparó las alarmas sobre posibles negociaciones para fichar a Max. Toto se encargó de desmentirlo, sin embargo, esas imágenes no sentaron nada bien a Helmut y así se lo hizo saber en Suzuka asegurando que fue una falta de estilo el hacerlo. Para eso, Wolff también tiene respuesta: “Tengo una buena relación con Jos antes de que Max estuviera ni siquiera cerca de la F1”. ¿Seguirá el duelo?

Fuente