2017 será un año de cambios para McLaren y no solo por la normativa que promete dar un vuelco al Mundial. Cambiará el compañero de Alonso, de bebida favorita y de gasolina. Este último será una novedad que afectará directamente al rendimiento del MP4-32. Después de 21 años Mobil cambiará el equipo de Woking por Red Bull y han encontrado un nuevo socio en BP, aunque no de forma exclusiva. Según informa ‘Autosport’, Renault también tiene hecho un acuerdo con la petrolera británica, y es incluso mejor.

Aunque ambos equipos compartan combustible a partir del año que viene, el contrato multianual que tendría firmado la escudería francesa, que dejara de colaborar con Total, sería mucho más fuerte en el apartado comercial. El objetivo de la marca del rombo es alcanzar una asociación tan exitosa como la que Mercedes tiene con Petronas. “Analizamos los factores claves del éxito de Mercedes antes de tomar la decisión de volver como equipo oficial a la parrilla, y uno de ellos es Petronas”, asegura Cyril Abitbeoul, el director general de Renault.

“Muchas personas no se dieron cuenta en ese momento, pero Petronas ha estado muy comprometida con la Fórmula 1, financiera y técnicamente. Así que eso es lo que necesitamos, un socio que esté 100% comprometido. Estoy completamente seguro de que a través de una nueva relación seremos capaces de encontrar un socio con el mismo apetito, recursos financieros y capacidades técnicas que Petronas continúa teniendo con Mercedes”, explica el mandatario francés.

¿Cómo ha conseguido Renault quitarle la mejor parte del pastel a McLaren? Por su marca. Su volumen de producción de coches de calle es infinitamente mayor que el de los británicos y en el acuerdo iría incluido el primer llenado de los vehículos de sus fabricantes en el concesionario: “Somos el mayor fabricante involucrado en la F1 en volumen de producción de turismos y no tengo absolutamente ninguna duda de que esto es atractivo para cualquier marca de petróleo”. Cuestión de saberse vender.

Fuente