SANTO DOMINGO. La directora de Profamilia, Magaly Caram, expresó su “profunda tristeza y de vergüenza” la aprobación del Código Penal ayer por el Senado de la República que mantiene la penalización del aborto y apeló a la “sensibilidad” del presidente Danilo Medina para que observe la ley.

Caram sostuvo que nuevamente se impuso el “chantaje de la Iglesia católica” y dijo estar segura de que si las mujeres que sufren una violación sexual y quedan embarazados son las hijas o las mujeres de los legisladores “otra acción y otra reacción ellos tomarían a pesar de la ley dominicana”.

Al ser entrevistada por Zol 106, Caram dijo que le apena que el país siga siendo uno de los países más atrasados en materia de defensa de este derecho de la mujer, de decidir sobre su cuerpo y luchar por salvar su vida

“Que la mujer no tenga el derecho a elegir si quiere traer al mundo un hijo condenado a morir pocos después de nacer”, se quejó.

Expuso que aspira que República Dominicana se institucionalice y que la mujer entienda el valor de su voto al momento de elegir a las personas que la representa.

Agregó que al convertir en ley el Código Penal con la penalización de la interrupción del embarazo primó el “chantaje y la presión que continúan haciendo unos cuantos sacerdotes sobre ese tema” a pesar de que la coalición por la vida, que incluye organizaciones de médicos ginecólogos y de los derechos de la mujer se sentaran con los legisladores para explicarles la situación de los derechos de la mujer y la incidencia de la mortalidad materna.

Fuente