miguel-ceara-hattonEl 8 de diciembre de 2016 los diputados del Partido Oficial (del Congreso de Medina) aprobaron un préstamo de US$50 millones o RD$2,330 millones con la Corporación Andina de Fomento (CAF) destinado al Ministerio de Hacienda.

En general se puede considerar que los términos y condiciones del préstamo son aceptables: un plazo de 15 años (con dos de gracia) y una Tasa de Interés Libor + 2%.

Lo importante es saber para qué el Estado Dominicano contrae un préstamo de RD$2,330 millones. Según la comunicación del Presidente del Senado a la Presidenta de la Cámara de Diputados (23 de noviembre de 2016) es para “el financiamiento total del Programa de Apoyo a la Gestión del Ministerio de Hacienda”

El Contrato de Préstamo en el Anexo “B” indica que el Ministerio de Hacienda y la CAF “identificaron oportunidades de mejora de eficiencia en los procesos de gestión del Ministerio de Hacienda. Estas oportunidades deben ser abordadas para fortalecer la administración financiera del sector público nacional”.

El objetivo general del préstamo es “contribuir a la optimización de los procesos de gestión del Ministerio” para lo cual se persiguen los siguientes objetivos:

i) Transparencia y relacionamiento con inversionistas y agencias de calificación de riesgo;

ii) Profundización y consolidación de la reforma de la gestión financiera del Estado;

iii) Optimización de los procesos operativos de crédito público.

Esta descripción del Programa es poco específica e insustancial. Eso y nada es lo mismo, es una generalización que dice poco acerca de cómo se van a utilizar RD$2,330 millones. Tuve la sensación de que se estaban burlando de nosotros los ciudadanos de a pie.

Un poco más adelante indica que la “operación está sujeta a la presentación, antes del primer desembolso (tramo 1) y antes del segundo desembolso (tramo 2) (…) de un conjunto de medios de verificación asociados a la efectiva ejecución de acciones consensuadas entre CAF y Ministerio de Hacienda, plasmadas en la Matriz de Acciones de Políticas Consensuadas” (la cual está anexa a esta Nota)

Al revisar la susodicha matriz, la sensación de que el Gobierno Dominicano se estaba burlando se convirtió en rabia.

¿Por qué? Veamos lo que el préstamo define como entregables o instrumentos de verificación:

1. Acta del Comité Interinstitucional con la presentación del plan de acción sobre la elaboración de estadísticas de deuda consolidada.

2. Borrador de la resolución Ministerial que indique la transferencia de la División Reconocimiento de la Deuda Administrativa, de la Dirección General de Crédito Público al área que determine la Dirección de Planificación y Desarrollo del Ministerio de Hacienda.

3. Plan de Acción para la implementación de la estrategia de relacionamiento con los inversionistas.

4. Acta del Comité Interinstitucional con la presentación de la Estrategia.

5. Oficio del Viceministro de Crédito Publico que contenga el Plan de Trabajo para el análisis y evaluación de los pasivos contingentes del Estado.

6. Remitir a los integrantes del Consejo de la Deuda Publica el borrador de la Estrategia de Gestión de Deuda Pública de mediano plazo para el periodo 2016-2019, mediante comunicación del Viceministerio de Crédito Público, a los fines de que la estrategia sea conocida en la próxima sesión del Consejo.

7. Acta del Comité Interinstitucional con la presentación del Plan de financiamiento anual 2016 (imagino que será 2017).

8. Oficio interno firmado por el Viceministro de Crédito Público con la presentación de estrategia de diversificación de fuentes de financiamiento.

9. Comunicación del Viceministro de Crédito Público, remitiendo a los integrantes del Consejo de la Deuda Pública la propuesta de la redacción de un artículo, a ser incorporado en el anteproyecto de Ley de Financiamiento Anual, para realizar operaciones de manejo de pasivos y mitigación de riesgos.

10. Oficio Interno firmado por el Viceministro de Crédito Público que informe sobre las alternativas de cobertura que minimice el impacto de la volatilidad de los precios del petróleo y el del oro.

11. Oficio interno firmado por Viceministro de Crédito Público, comunicando la implementación de la automatización del pago electrónico de deuda en moneda extranjera a través del link SIGADE-SIGEF (sistema de Gestión y Administración de la Deuda) / (sistema de Administración Financiera).

12. Oficio interno firmado por el viceministro de Crédito Público con el análisis de la versión 6 del SIGADE, presentando estatus y propuestas para optimizar el uso del sistema.

13. Resolución Ministerial con la propuesta de la nueva normativa para el programa de subasta.

14. Resolución Ministerial con la propuesta de la nueva normativa para el programa de creadores de mercado.

El Gobierno de Medina está tomando un préstamo de RD$2,330 millones para elaborar actas de reuniones, borradores de resoluciones, planes de acción, oficios, comunicaciones de resoluciones y artículos de leyes. Eso hay que aclararlo.

¿Estos recursos se usarán para cubrir gastos corrientes del Gobierno? ¿Cuál será el retorno para pagarse? ¿Es darle dinero a un ministerio para que contrate más personas y más consultorías? Eso es simplemente comprometer la calidad de vida de los dominicanos y dominicanas para beneficiar a un grupo de ciudadanos en forma espuria. ¿De dónde saldrá el dinero del repago de esa deuda? Con certeza respondo que será de la calidad de vida de la gente, por lo menos sobre la base del texto con que lo aprobó el Congreso.

Es por esta forma de gasto y endeudamiento que el Estado no tiene legitimidad para cobrar más impuestos. El problema fiscal no se podrá enfrentar hasta tanto el Gobierno mejore la calidad del gasto, establezca una ley de responsabilidad fiscal con consecuencias, se prohíba el uso de deuda para pagar gastos corrientes, establezca transparencia, rinda cuentas y se auditen los préstamos.

Tomadas estas acciones de manera unilateral por el Estado, se podrá hacer un pacto fiscal que provea los recursos que necesita el desarrollo.

Finalmente, reconozco que soy un simple ciudadano de a pie, un simple profesor que no tiene la inteligencia para descifrar las complejidades de hacer un oficio, una resolución y levantar un acta y menos aún concluir, luego de haber leído el mismo contrato que creo leyeron los señores legisladores del Partido Oficial, que se puede rendir un informe favorable para utilizar RD$2,330 millones en propósitos tan difusos y pueriles.

La sociedad o por lo menos una parte de ella necesita detalles de para qué se va a utilizar ese dinero y cómo se va a pagar. A este ritmo y en este estilo de endeudamiento el país se encamina a un severo ajuste para pagar la deuda pública con calidad de vida. ¡Por Dios reaccionemos!