Kim Kardashian no quiere que sus hijos visiten a su padre, Kanye West, en el pabellón psiquiátrico donde se encuentra internado.

Fuente