SANTO DOMINGO. El sacerdote Luis Rosario exhortó al Gobierno a fomentar matrimonios y familias sanas y sólidas y no dedicarse a promover temas como el aborto y otros antivalores.

Al terminar una misa con motivo del inicio de la Cuaresma en la parroquia Corazón de Jesús de Villa Juana, el religioso dijo que al Estado es al que más le conviene tener familias sanas porque contribuye a reducir la delincuencia.

“Nuestro gobierno está haciendo todo lo contrario en ese sentido, cuando tu promueves el aborto, deja pasar todo lo que es la tendencia homosexual en una forma, incluso diplomática y te callas la bocas con respecto al desorden en que un código que está vigente no se cumple”.

Consideró que hay que trabajar entre todos para mejorar las condiciones del país y aseguró que los grandes males que hay en esta sociedad y el mundo son fruto de la desarticulación de los seres humanos que no han conocido el amor.

Aseguró que mucha gente no es amada ni sabe amar porque no han pasado por un hogar donde la escuela del amor sea la familia.

“El Estado debe ayudar con iniciativas que favorezcan, no solo imponiendo leyes, porque una pena de muerte no resuelve nada. Pero hay que sancionar el crimen conscientes de que por más que se sanciones no se van a resolver los problemas”.

Rosario dijo que hay que trabajar en áreas como las armas, la delincuencia, la violencia para que el país no se vea afectado por situaciones como las vistas en los últimos días.

Fuente