Los animales no podían ser reubicados a otros parques y generaron “agresividad” en la manada, afirmó el director ejecutivo del zoo.

Fuente