El renombrado actor irlandés denuncia que la campaña generada a raíz de la ola de escándalos sexuales pone entredicho la honorabilidad de personas inocentes.

Fuente