La pasión de Fernando Alonso por el mundo del motor en general le ha llevado a compaginar el Mundial de Fórmula 1 con Indianápolis en 2017, y en este 2018 disputará las 24 Horas de Daytona y tal vez también las de Le Mans. Algo que puede hacer gracias a que Zak Brown, director ejecutivo de McLaren, es otro apasionado del motor. El americano está encantado de ver a su piloto disfrutar de las diversas competiciones y se congratula de lo bien que se está adaptando. “Se está divirtiendo. Nunca antes había tenido que compartir el coche con otros pilotos, pero rápidamente se ha convertido en líder del equipo, lo cual no es una gran sorpresa para mí”, dijo Brown en el Autosport International Show celebrado en Birmingham (Reino Unido).

Alonso comparte el Ligier LMP2 del equipo United Autosport con Lando Norris y Phil Hanson. Y en la clasificación de Daytona terminaron undécimos y el mejor tiempo de todo el equipo en los test fue del asturiano. Así cuenta Brown cómo se prepara Fernando: “Siempre está por ahí, tanto en el coche como fuera de él, observando y siguiéndolo todo. Fernando gana más por prepararse tan bien cuando no está en el coche, ya lo vi en Indianápolis y siempre puedo verlo en Fórmula 1. Siempre está preparado. Sabe exactamente lo que quiere en todo momento y motiva a todos en el equipo”.

“En ritmo, los DPi fueron mejores que nosotros en el test, pero IMSA está dispuesto a tomar medidas. Tienen que ser ralentizados. Espero que sea lo suficiente. Si somo buenos al final podemos subir al podio. Los pilotos tiene que hacer un trabajo impecable con mucho tráfico y aquí es mucho más difícil de lo que, por ejemplo, es en Le Mans. Tenemos grandes pilotos. Creo que las maniobras con tráfico son la mejor disciplina de Fernando”, finalizó un optimista Zak Brown.

Fuente