La extraordinaria forma de comunicación empleada durante el Imperio Incaico sigue siendo un misterio para los académicos.

Fuente