Charla de viejos amigos. Roger Benoit, enviado especial del ‘Blick’ con 45 años cubriendo la F1, y Bernie Ecclestone, máximo responsable del Mundial durante cuarenta años. El periodista suizo visitó al multimillonario de 87 años en Ycatu, la impresionante granja al norte de Sao Paulo donde tiene una plantación de café. Larga conversación que dejó muchos titulares y en especial varias perlas con dardo envenenado incluido.

Por partes. Uno dirigido a los dueños, Liberty Media. “La democracia no tiene lugar en la Fórmula 1. Los nuevos propietarios se darán cuenta pronto porque hasta ahora no han conseguido nada con tanta negociación”, asegura Ecclestone antes de revelar una práctica habitual en los pilotos de todas las épocas. “Vettel o Verstappen llaman a veces a mi puerta. En el pasado, casi todos los pilotos irrumpieron en mi autocaravana alguna vez cuando tenían un problema”.

Ecclestone ha convivido con la mayoría de grandes estrellas de la F1, pero a la hora de dictaminar su preferencia al volante, no duda: “Para mí, Alain Prost fue el mejor piloto de todos los tiempos”. Por último, el gran mazazo se lo reserva para Ferrari, al que atiza sin compasión sobre su amenaza de retirarse de la F1: “Es su viejo juego. Si no ganan, normalmente entran en pánico. Max Mosley y yo podríamos escribir una larga lista con todas las veces que les hemos ayudado, pero ellos siempre lo niegan”.

Fuente