El mandatario ruso ha dado las gracias a su homólogo estadounidense por la información que permitió arrestar a terroristas en San Petersburgo que planeaban atentar en una de sus principales catedrales.

Fuente