El expresidente del Barça permanece en prisión incondicional desde mayo, por acusaciones de lavado de dinero.

Fuente