Las autoridades chinas han expresado su fuerte indignación por lo ocurrido.

Fuente