En lo que va de la actual administración del gobernador Silvano Aureoles han sido sustituidos un centenar de elementos policiales, algunos de ellos vinculados con bandas del crimen organizado.

Fuente