Más de 1.000 bomberos luchan para sofocar el fuego, que es alimentado por el viento.

Fuente