Los resultados de una nueva investigación pueden ayudar a millones de personas con una enfermedad que no deja de crecer.

Fuente