Ligeras de ropa, las empleadas de un hospital tuvieron que participar en un humillante show anual de talento, según denuncian.

Fuente