La agencia financiera rebajó la calificación de la deuda soberana venezolana en moneda extranjera porque Caracas no abonó 200 millones de dólares en el pago de cupones por su bonos globales.

Fuente