Theresa May reitera las acusaciones de interferencia rusa en los asuntos internos de otras naciones, algo que Moscú ha negado en repetidas ocasiones.

Fuente