“El terrible pasado de las represiones no puede borrarse de la memoria del pueblo ni justificarse”, ha declarado este lunes el presidente de Rusia, Vladímir Putin.

Fuente