La británica Sally Jones captaba mujeres para el Estado Islámico e incitaba a cometer atentados en Reino Unido a través de diferentes redes sociales.

Fuente