Ya en las semanas previas a la ruptura entre McLaren y Honda, el fabricante japonés insistió en la defensa de su unidad de potencia. Yusuke Hasegawa, responsable de Honda en la F1, ha remarcado en diversas ocasiones que la mejora del coche con el transcurso de la temporada estaba acompañada también de un paso adelante en el motor.

En Suzuka, Hasegawa volvió sobre esa idea. “Desde el principio de la temporada hemos mejorado en rendimiento y en fiabilidad. Desde que la especificación 3.5, creo que las prestaciones están muy cerca de Renault. No puedo decir que sea mejor, pero lo importante es que la fiabilidad es mucho mejor”, recoge ‘Autosport’.

Esta vez no plantean un completo rediseño de su propulsor para la próxima temporada, algo que sí hicieron entre 2016 y 2017. Aunque entre los motivos: será su cuarto año de experiencia, pero también es muy probable que el diseño de los motores actuales tenga poco que ver con los de 2021, así que la inversión a muy largo plazo puede contenerse.

En cualquier caso, el motor de Renault ha ganado dos carreras esta temporada y ha subido 12 veces al podio. Mientras el de Honda apenas ha logrado dos quintas plazas en Hungría y Singapur. Quedan cuatro carreras para demostrar sus progresos junto a McLaren y a partir del próximo año lo harán con el chasis de Toro Rosso.

Fuente