LICEY AL MEDIO. Los moradores de la comunidad Los Solanos, de este municipio, temen quedar incomunicados debido a los constantes deslizamientos de tierra que se registran en ese lugar como consecuencia de los aguaceros.

Durante los deslizamientos, unas siete casas fueron destruidas totalmente, mientras que un tramo de la vía de acceso resultó afectado.

Esa situación ha provocado que esas familias hayan tenido que mudarse en casas de familiares y amigos hasta que desde el Instituto Nacional de la Vivienda (INVI) les entreguen una nueva caca del proyecto habitacional que construyen en esta demarcación.

De igual manera, los lugareños esperan que Obras Públicas, cuya institución gubernamental dicen se responsabilizó de construir un muro en la carretera, cumplan su promesa.

“Han pasado los meses y no se ve una respuesta por parte del Gobierno ante la problemática”, expresó Amanda Rojas, una vecina del lugar.

Dirigentes de organizaciones comunitarias, populares y juntas de vecinos de aquí reclamaron a las autoridades cumplir la promesa de construir los muros de gaviones y otras obras anexa que pare el derrumbe en la comunidad Los Solanos, donde ya 7 casas han sucumbido y están amenazadas otras de igual cantidad.

Indicaron que decenas de familias viven en ascuas, no duermen ni comen solo pensando en un desenlace trágico que pueda ocurrir si las autoridades de Obras Publicas no actúan con la celeridad que requiere la situación.

Fuente