“La influencia de un país en el mundo la deben juzgar los otros Estados”, afirmó la Cancillería china a raíz del discurso del presidente saliente de EE.UU. en el que aseguraba que Washington ejerce más influencia global que Pekín y Moscú.

Fuente