En el caso más reciente, una joven que acudió al hospital para hacerse una cirugía plástica, acabó siendo enviada al departamento de psiquiatría.

Fuente