John Kiriakou considera que no presentar pruebas claras sobre la incidencia rusa en las elecciones presidenciales de EE.UU. demuestra claramente que dichas evidencias no existen.

Fuente