NUEVA YORK. La Procuraduría General del Estado de Nueva York dijo ayer que no acusará a un policía que en medio de una persecución asesinó al dominicano Miguel Espinal el 8 de diciembre de 2015, después de una persecución en vehículos y a pie y en la que según la versión oficial la víctima intentó desarmar al agente que lo último.

La oficina del procurador Eric Schneiderman informó en un comunicado que no se harán cargos criminales contra el policía James Garhlette, quien disparó contra Espinal, matándolo, supuestamente durante una lucha entre ambos, cuando el dominicano le fue encima e intentó desarmarlo parta dispararle.

El hecho ocurrió en los linderos del condado Westchester, después que Espinal se negó a detenerse en una parada de tránsito y huyó desde El Bronx hacia la autopista que une esos dos condados, siendo capturado en un cerco policial.

Espinal, de 36 años, conducía un carro Nissan del que se desmontó, corriendo a un área boscosa en el parque Tibbetts Brook en Westchester.

La investigación alega que Espinal se “emburujó” con dos de los policías y James estaba en un cuerpo a cuerpo con el dominicano, cuando le disparó un balazo en el torso.

“La evidencia descubierta durante la investigación mostró que el uso de la fuerza letal por parte del oficial James, estuvo justificada conforme a la Ley Penal de Nueva York”, dijo la oficina del fiscal Schneiderman.

“La evidencia forense y la totalidad de las circunstancias corroboran la versión del oficial James, y no proporcionan ninguna base para que la Oficina del Fiscal General refutara, como debe ser en virtud de la ley, que el agente James no tuvo razones para creer que su vida estaba en peligro y hacer uso inminente de la fuerza letal”, añade el comunicado.

Según el informe, las pruebas forenses apoyan la afirmación de James que hizo el disparo sólo después que Espinal agarró su arma para tratar de desarmarlo con la intención de dispararle y matarlo.

Fuentes policiales dijeron a medios locales que el oficial James y su compañero Francis Romeo habían detenido originalmente a Espinal y un acompañante identificado como Smith, porque se transportaban en un vehículo con los cristales tintados de forma ilegal.

La oficina del fiscal Schneiderman se hizo cargo de la investigación a raíz de una orden ejecutiva del gobernador Andrew Cuomo, que ordena investigar cuando los policías disparan a sospechosos desarmados para determinar si esa respuesta se justifica o no.

Espinal, dice la conclusión de los investigadores, había estado preso por narcotráfico y fue arrestado en varias ocasiones, teniendo un largo récord criminal.

Persecución que terminó con la muerte de Espinal

El 8 de diciembre de 2015, Espinal fue abatido por el policía en la autopista Saw Mill River Parkway, que une esa área con Yonkers, en el condado Westchester.

Dos policías y un civil, el segundo que observaba el incidente, resultaron heridos.

Los investigadores dijeron que Espinal aumentó la velocidad del vehículo que abordaba en la calle 242 de El Bronx, cuando patrulleros le ordenaron detenerse, tratando de dirigirse hacia el Sur, pero fue interceptado por unidades policiales, algunos de cuyos oficiales, respondieron a una presunta agresión a tiros contra ellos presuntamente por parte del dominicano.

En rueda de prensa, la policía dijo a medios locales que dos agentes fueron hospitalizados después que la persecución terminó en un accidente en la referida autopista.

La policía dijo que la persecución comenzó en la avenida Broadway y la calle 242 en la sección Kingsbridge del área de Riverdale al Sur de Yonkers.

Los oficiales persiguieron a los sospechosos hacia el Norte por la frontera de El Bronx y Yonkers.

Durante la persecución, los sospechosos hicieron un cambio de dirección hacia el tráfico en la autopista y se estrellaron contra otro vehículo.

Espinal intentó huir a pie y fue fatalmente baleado por el policía, según la versión oficial. Espinal estaba en libertad condicional.

El otro sospechoso fue arrestado e ingresado en el hospital Jacobi de El Bronx, al igual que un transeúnte civil, que sufrió lesiones leves.

La autopista fue cerrada entre la avenida McLean y el Cross County Parkway durante cuatro horas, mientras la policía acordonaba la zona para asegurar el perímetro.

Los familiares de Espinal denunciaron que su pariente fue asesinado a mansalva y sin justificación por el oficial James, por lo que exigieron la investigación independiente ordenada por el gobernador Cuomo.

Fuente