El asesinato del embajador ruso en Ankara desveló una seria fisura en la élite turca, señaló a RT un senador ruso. A su juicio, el crimen buscaba socavar el reacercamiento político entre Rusia y Turquía.

Fuente