Es el hombre al que todo el mundo mira y al que muchos envidian. La estrella de tres puntas sobrevuela su cabeza dispuesta a darle el mejor monoplaza de la parrilla, lo será hasta que se demuestre lo contrario. Es la gran oportunidad de su vida, la que pedía antes de que fuera una posibilidad real, y no piensa desaprovecharla. Bottas ya está en la puerta de Mercedes, solo espera a que le abran. Hasta enero no lo dirán y todo lo que sea no verle en el próximo W08 será una sorpresa, cómo lo fue la jubilación anticipada de Rosberg.

Cuando todavía no se sabía la bomba que tenía preparada el alemán, ‘Autosport’ habló con Valtteri y recogió unas declaraciones en las que mostraba la confianza que tenía en sí mismo sobre lo que sería capaz de hacer con un gran coche entre sus manos: “No tengo dudas de mí mismo y sé que soy capaz de ganar carreras, pero siento que necesito la máquina correcta para eso. Llegará en el futuro, espero que más pronto que tarde. Sé que si tengo un coche que esté cerca de ser el mejor o entre los tres mejores, puedo hacerlo”.

Pues está a punto de tenerlo. Quién lo diría en un final de temporada en el que solo estaban disponibles los peores asientos. En la F1 nunca sabes qué giro va a ser el siguiente… “Hace falta hacer algún tipo de plan para tu trayectoria, pero eso en la F1 es bastante complicado año tras año. No sabes cómo va a estar el mercado de pilotos y cuántos asientos habrá. El mejor plan es sacar todo del coche en cada carrera el próximo año y luego ver carrera por carrera o mes a mes cómo se desarrolla la situación”, analizaba el finés.

“Mi primer objetivo es ganar una carrera, y obviamente, un día, el campeonato del mundo”, establecía Bottas como lo haría cualquier piloto. En el momento en que se suba a la flecha plateada ya será candidato a ambas cosas. Él soñaba con hacerlo vestido de blanco, pero no descartaba un cambio: “Espero que pueda ser con Williams, pero si no, siempre voy a tratar de llegar a mis metas y, obviamente, entonces necesitas cambiar los planes si parece que no es posible”. Si, ahora es posible. El genio le ha otorgado su deseo y debe aprovecharlo.

Fuente