SANTO DOMINGO. El procurador general de la República, Jean Rodríguez, instruyó investigar la muerte del taxista Rubén Darío Díaz Pimentel y del mecánico Ramón Antonio Pérez Mejía (Chepe), el primero al verse en medio de un tiroteo entre una patrulla policial que perseguía supuestos secuestradores y el segundo al ser confundido como parte del grupo de plagiadores en Baní.

En un comunicado de prensa la institución establece que la investigación se hará a través de la Dirección de Persecución del Ministerio Público y que estará encabezada por el fiscal titular del Departamento Judicial de Peravia, Constantino Beltré.

El procurador asegura que realizan las diligencias de lugar para que oportunamente se dé respuesta a este caso.

El trágico incidente ocurrió cuando el mecánico se desplazaba en su vehículo, un Hyundai Sonata, gris, por la citada carretera, y supuestamente fue confundido por los agentes policiales con otro vehículo vehículo con las mismas características, al que daban seguimiento desde la tarde de ese día después que se intentara secuestrar un empresario banilejo del sector ferretero.

Se informó que las investigaciones avanzan y que hay cinco personas arrestadas que supuestamente forman parte de dicha organización contra las cuales el Ministerio Público solicitó que se imponga la prisión preventiva como medida de coerción.

La audiencia se conocerá en la Oficina de Atención Permanente de Peravia el próximo martes 20 de diciembre, a partir de las 9:00 de la mañana.

Por el caso hay cuatro personas prófugas, que se presume que también formaban parte de la organización, las cuales las autoridades tratan de identificar y además hay tres vehículos detenidos.

Fuente